Skip to main content

Gastronomías del mundo: Japón, el okonomiyaki

Las raíces de la palabra “okonomiyaki” significan “al gusto, como quieras” (okonomi) “cocinado a la plancha” (yaki). Con esto ya os podéis imaginar que el arte de preparar el okonomiyaki es todo un mundo. Este delicioso plato, conocido por los principiantes también como “la pizza japonesa” o “la tortilla japonesa” es un plato popular en Japón, delicioso a cualquier hora y accesible para todos los bolsillos.

La masa cocinada consiste en una base de harina, agua, huevo y ñame rallado. Después se añaden diferentes ingredientes al gusto del chef o del comensal. Entre ellos los más comunes son carne de cerdo, cebolleta, diferentes vegetales, gambas, calamares, pulpo, kimchi, mochi o el queso. Una vez cocinado en la plancha, se cubre con salsa dulce especial de okonomiyaki, mayonesa, aonori (algas secas) y katsuobushi (pescado seco).

La preparación la puede hacer el cocinero, pero la habitual, es que los propios comensales lo cocinen en una plancha en su propia mesa. Se tienen que verter los ingredientes y con la ayuda de dos espátulas, una grande y otra pequeña, darle forma y hacerlo por los dos lados. Una vez listo, se cubre con las diferentes salsas y condimentos y a comer! Mi consejo es que a pesar de la emoción del momento, tengáis cuidado con los primeros bocados ya que estarán muy calientes.

El okonomiyaki fue inventado en Japón antes de la II Guerra Mundial pero se desarrolló durante y después de la guerra cuando el arroz comenzó a escasear y los residentes tuvieron que utilizar su creatividad para preparar otros ingredientes más disponible en ese momento. El nombre “okonomiyaki” comenzó a utilizarse a finales de los años 30 en Osaka. En esa época en Hiroshima un “crep” similar aderezado con cebolla y plegado se hizo popular, sobre todo entre los niños servido como aperitivo.

Pueden diferenciarse dos grandes tipos de okonomiyaki. El primero, al estilo de Kansai u Osaka, en el que todos los ingredientes son mezclados en una masa y después cocinados. El segundo, al estilo de Hiroshima, en el que una pequeña tortilla es cocinada y después se ponen sobre ella los ingredientes, siempre con mucha col, a veces fideos fritos o un huevo frito que se añade al darle la vuelta.

Por último tenemos el monjayaki que es una variación del okonomiyaki también conocida como al estilo de Tokyo. Los ingredientes principales se cocinan primero en la plancha y después se les da forma de anillo para añadir la masa en el centro. Resulta más líquido que el resto de estilos por lo que se come directamente de la plancha utilizando la espátula del okonomiyaki.

Si no lo habéis probado todavía, espero que en vuestro viaje a Japón no os olvidéis de disfrutarlo. Hasta entonces podéis buscar si tenéis cerca algún restaurante japonés especializado que lo prepare. En Barcelona, lo hacen fenomenal en el Rio. También, estos no los hemos probado, podéis comerlo en Mallorca en el restaurante Shogun, en Madrid en el restaurante Hanakura, en Valencia en el restaurante Tastem y en Sevilla en el restaurante Kakure. ITADAKIMASU!
La foto del okonomiyaki de Hiroshima ha sido sacada de la la Wikipedia y tiene una licencia CC BY-SA 3.0

Visita los emoticonos en Japón

Japón es un país cada vez más popular y accesible para los turistas del mundo occidental. Los que nos conocéis sabéis que nos apasiona y que intentamos viajar al país del sol naciente siempre que podemos. Tokyo es una ciudad única y vibrante, Kyoto posee los templos y jardines más bellos que hemos visitado, la cultura japonesa nos entusiasma y qué decir de la gastronomía. Los atractivos de Japón son innumerables. Esta vez, os proponemos echar un vistazo a vuestro móvil y los emoticonos de los chats y, aunando viaje y tecnología, visitar los propios emoticonos en Japón.

Si te fijas bien en los emojis de tu móvil, verás que muchísimos de ellos hacen referencia a la cultura japonesa. De hecho, hasta hace no muchos años, eran algo exclusivo de los móviles japoneses. Algunos simbolizan estados de ánimo, otros objetos, otros el clima, animales, platos de comida o lugares. Nos centraremos en estos últimos y os demostraremos que podéis visitar muchos de ellos cuando viajéis a Japón.

 

Fuji-san o monte Fuji es la montaña más alta de Japón y uno de los símbolos principales del país. En los meses más fríos del año es típico verlo con nieve en la cumbre. Eso sí, en la visita el factor suerte jugará un papel ya que muchas veces no puede verse por la niebla. Para los montañeros que viajen en verano es posible su ascensión. Para los no tan intrépidos, es muy recomendable la visita al Parque Nacional de Fuji-Hakone-Izu. Apenas a hora y media de Tokyo es una bonita excursión de día o fin de semana.

Mount Fuji emoji

Monte Fuji
Monte Fuji

Seguro que muchos de vosotros os pensábais que el siguiente emoticono es la Torre Eiffel de París. Pero si lo miráis atentamente, es rojo y la estructura algo diferente. Cierto que la inspiración viene de Eiffel, pero esta torre se encuentra en Tokyo y es el segundo edificio más alto de la ciudad. Se construyó en 1957 como torre de telecomunicaciones, en rojo y blanco de acuerdo a las normas de aviación y es 8.6 metros más alta que la Torre Eiffel. Cuando la señal de TV pasó de ser analógica a digital la Torre de Tokyo resultó insuficiente para la ciudad y construyeron otra torre en 2012 aún más alta, la Skytree. Hoy en día, subir la Torre de Tokyo en busca de vistas panorámicas es una de las atracciones de la ciudad.

Tokyo Tower emoji

Torre de Tokyo
Torre de Tokyo

El siguiente emoji refleja cómo son los castillos tradicionales japoneses, contruídos en piedra y madera; de hecho, el emoticono es muy parecido al Castillo de Osaka. Si os fijáis en el móvil, a su derecha aparece un icono que representa los castillos europeos.

Japanese Castel emoji

Castillo de Osaka
Castillo de Osaka

¿Alguna vez os habeís planteado que significan los 3 monos del what’s up? En realidad son “Los 3 monos de la sabiduría” y se encuentran desde hace siglos en una famosa escultura en el santuario de Toshogu en Nikko.

El que se tapa las orejas, que se utiliza a menudo para expresar que no quieres escuchar, se llama Kikazaru. Forma la primera parte del proverbio centenario “no oigo lo que no debe ser oído”, “no digo lo que no debe ser dicho”, “no veo lo que no debe ser visto”.

El que se tapa la boca, que utilizamos para expresar que no queríamos o no queremos decir algo, se llama Iwazaru. Forma la segunda parte del proverbio centenario “no oigo lo que no debe ser oído”, “no digo lo que no debe ser dicho”, “no veo lo que no debe ser visto”.

Y el que se tapa los ojos, para expresar que no queremos o queríamos ver algo, se llama Mizaru. Forma la tercera parte del proverbio centenario “no oigo lo que no debe ser oído”, “no digo lo que no debe ser dicho”, “no veo lo que no debe ser visto”.

Si queréis verlos con vuestros propios ojos, a sólo 2 horas en tren de Tokyo podéis visitar el entorno natural de Nikko, que a parte de por los templos y santuarios, es conocido por sus alojamientos con onsen y sus cascadas y parajes naturales que conforman el parque nacional.

"No oigo lo que no deber ser oído"

"No digo lo que no debe de ser dicho"

"No veo lo que no debe ser visto"

Tres monos de la sabiduría
Tres monos de la sabiduría

El siguiente icono hace referencia al shinkansen, o lo que es lo mismo, la línea ferroviaria de alta velocidad de Japón. En vuestro viaje a Japón, si queréis moveros por diferentes zonas del país, resulta indispensable adquirir el Japan Rail Pass. Es un pase de 7-14 o 21 días para viajes ilimitados en la mayoría de trenes del país. Es exclusivo para turistas y obligatorio adquirirlo en país de origen antes del viaje. Si compráis los billetes una vez en el país a precio de residente os resultará mucho más caro.

Shinkansen emoji

Shinkansen
Shinkansen

El icono de oficina de correos con la marca テes exclusivo del Servicio Postal Japonés.

Japanese post office emoji

Este emoticono que muestra un hotel con un corazón hace referencia a los love hotels.  Es un hotel típico de Japón que con la mayor discreción ofrece habitaciones por horas para tener relaciones sexuales. Cuando paseéis por Shibuya veréis muchísimos en la “colina de los love hotels”.

Love Hotel emoji

El siguiente icono lo veréis en casi cada calle de todos los pueblos o ciudades que visitéis en Japón. Corresponde a los convini o los supermercados abiertos 24 horas, tipo 7-Eleven o FamilyMart. Ofrecen todo tipo de productos, comida, bebida, cosméticos, revistas… a buen precio y a cualquier hora.

Convenience Store emoji

Por último, la florecita de cerezo que aparece entre otros emojis de flores, tiene un significado muy importante y representativo de la cultura japonesa. La flor del cerezo o Sakura es símbolo de belleza y resulta muy popular en el arte japonés. En primavera, el florecimiento de los cerezos acontece a lo largo de todo el país, de sur a norte y para los japoneses, observar la belleza de estas flores durante unos días, el Hanami, resulta todo un festival.

Cherry Blossom emoji

5 sencillas razones para viajar a Japón

1. Conocer Tokyo

Imprescindible visitar la gran ciudad de Tokyo y comprobar uno mismo si son ciertos todos los mitos e historias que nos llegan de esta gran metrópoli y su gente. Pasear y adentrarse entre la multitud, comer todo tipo de platos, cantar en un karaoke, comprar cualquier cosa que se nos ocurra… las posibilidades que nos ofrece no tienen límite.

 

2. Visitar templos y jardines

Templo Dorado, KyotoEl país del sol naciente es un paraíso para quien le gusten los templos. Budistas, sintoístas…cualquier pueblo o ciudad de Japón siempre tiene un templo a la vista, habitualmente con su precioso jardín. En busca de templos, no te puedes perder Kyoto y alrededores.

 

 

 

3. Degustar gastronomíaSashimi

En Japón se come mucho más que sushi! La gastronomía es algo que puedes disfrutar en cualquier parte de del país y te sorprenderá la variedad de alimentos, formas de prepararlos y de comerlos. Platos que entran por los ojos y que contentan al paladar más exigente.

 

4. Tecnología punta

Odaiba, Tokyo

Todo lo último en tecnología lo descubrirás en Japón. Desde artículos para la vida diaria y el ocio hasta lo más complejo y evolucionado lo encontrarás aquí.

 

 

 

 

5. Adentrarse en la naturalezaSakura

En primavera y otoño acontecen dos espectáculos que serán inolvidables en tu visita a Japón: la contemplación del florecimiento del cerezo en primavera (sakura) y de la caída de las hojas rojas de los arces en otoño. Es una ocasión única en la que que niños, jóvenes y mayores, veneran la naturaleza y lo celebran a lo grande con toda una fiesta.

Takayama, Shirakawa-go y los Alpes japoneses

Si se dispone al menos de dos semanas para visitar Japón, creo que es un imprescindible visitar la ciudad de Takayama y alrededores. Nosotros veníamos de Hiroshima y Kyoto, así que el listón estaba ya muy alto. Aparte de que los paisajes son preciosos y nos muestran que Japón es mucho más que grandes urbes y templos, Takayama es un lugar ideal para entrar en contacto de pleno con la cultura tradicional japonesa que tanto nos cautiva a los occidentales. Nosotros aprovechamos para alojarnos en un buen ryokan, disfrutamos todo lo que quisimos de los onsen y degustamos suculentos platos, puede ser los mejores de todo nuestro viaje por Japón. Todo esto, sin movernos del ryokan, lugar perfecto para relajarse y tomar aire.

No hay problema para llegar a Takayama en tren con la JR Pass; se puede hacer un tramo en shinkansen desde Kyoto hasta Nagoya pero después hay que cambiar a otro tren, el Hida limited express que es un poco más lento que el tren bala.

Takayama es una pequeña ciudad muy manejable para visitar a pie, tranquila y acogedora. Tiene varios museos y templos, pero lo que más nos llamó la atención fue la zona de Sanmachi-suji, compuesta por tres antiguas calles con destilerías de sake abiertas al público y al turista hoy en día. Si se viaja en abril o en octubre, se puede hacer coincidir la visita con la Takayama Matsuri, una fiesta en la que sacan a pasear por las calles adornadas carrozas. Nosotros pudimos ver un par en los almacenes y la verdad es que eran impresionantes.

Es recomendable reservar una mañana para visitar Shirakawa-go. Desde la estación de tren de Takayama salen autobuses a diario. Es cierto que pagando el trayecto te ves obligado a formar parte de un tour con su respectivo guía. No es algo que nos guste, de hecho siempre huimos de cualquier viaje o visita organizada, pero nuestra desconfianza inicial desapareció rápidamente. Un simpático japonés nos amenizó el viaje en autobús con sus chistes y comentarios y una vez llegados a Shirakawa-go nos dejó en la aldea completamente libres. Disfrutamos paseando entre las casitas de madera con techos de paja triangulares, súper pintoresco! Además, aunque viajamos en abril, todavía pudimos lanzarnos algunos bolazos de nieve que todavía quedaba del invierno.

No siempre hay que huir de las visitas organizadas, ¿no crees?