Skip to main content

DMZ, la zona desmilitarizada más militarizada del mundo

Algo que nos llamó bastante la atención durante nuestro viaje a Corea, fue lo preparados que están para cualquier tipo de catástrofe o emergencia. En Japón o en varios países del sudeste asiático, son comunes las señalizaciones sobre las rutas de evacuación en caso de tsunami, las zonas de seguridad, los protocolos en caso de terremoto, linternas y ganchos para escapar por la ventana en las habitaciones, protocolos de primeros auxilios en las estaciones de metro… finalmente te acostumbras e integras como normales todos estos avisos y advertencias. Pero Corea propone un nivel de seguridad mayor. Nada más llegar a Seúl, ya nos llamaron la atención en las estaciones de metro las cabinas con kits de emergencia en caso de ataque nuclear. La profundísima e inmensa red de metro de Seúl es a su vez un auténtico búnker preparado para el ataque, y facilita a la vista de todos, equipos completos de supervivencia con máscaras antigas, agua, ropa, luz y todo lo necesario para intentar sobrevivir. Son sorprendentes los vídeos que pueden verse en youtube sobre este tema, por ejemplo este.

Porque desgraciadamente la amenaza es real, y aunque en julio de 1953 se firmara un armisticio entre Corea del Norte y Estados Unidos (en representación de Corea del Sur), ambos países técnicamente siguen en guerra y son noticia casi a diario por sus confrontaciones y disputas. El servicio militar es obligatorio en Corea para todos los hombres (en el norte también para las mujeres) y tiene una duración aproximada de dos años.

A pesar de esto, tenemos que decir que durante nuestro viaje a Corea del Sur, el ambiente fue relajado y de calma, los coreanos que conocimos se mostraron en general tranquilos y despreocupados y no sentimos sensación de peligro en absolutamente ningún momento.

Atraídos por la historia del país y el conflicto, decidimos en la medida de lo posible conocer un poco mejor la situación. Se puede visitar, siempre organizado, en grupo y con guía, la frontera de las dos coreas y la zona desmilitarizada.

Pero, ¿desde cuándo están las dos coreas divididas? La fragmentación de Corea ocurrió relativamente hace poco, durante el siglo XX, totalmente promovida y ejecutada por terceros países. Todavía viven ancianos y ancianas que fueron separados forzosamente de sus amigos y familiares.

En épocas de colonialismo, a principios del siglo XX, el Imperio de Japón ocupó Corea durante 35 años, hasta que perdieron la Segunda Guerra Mundial, huyeron y dejaron el país en manos de la Unión Soviética y Estados Unidos. Estos trazaron una línea sobre el paralelo 38º norte para repartirse sus zonas de ocupación. Sin embargo, en el año 1950, los coreanos del norte invadieron el sur, dando inicio a la Guerra de Corea. Durante 3 años, en plena Guerra Fría, los países aliados, China y la Unión Soviética con la República Democrática Popular de Corea (norte) y Estados Unidos con la República de Corea (sur), lucharon por recuperar sus territorios. Finalmente, en el año 1953, se firmó un tratado para volver a delimitar las dos mitades, más o menos sobre el paralelo 38º, y separarlas mediante una gran frontera de seguridad: La Zona Desmilitarizada (DMZ).

La DMZ mide 238km de largo de costa a costa y 4km de ancho. Es territorio hostil, altamente controlado por parte de los ejércitos enemigos y periódicamente noticia por las incursiones que realizan de uno y otro bando: el Conflicto de la DMZ o para muchos la Segunda Guerra de Corea (1966-1969), el incidente del asesinato del hacha (1976), la construcción de varios túneles de incursión norcoreanos bajo la DMZ, ataques a militares y turistas, lanzamiento de cohetes, ensayos nucleares, el mes pasado la fuga y tiroteo a un soldado desertor norcoreano

Cada bando se autoproclama soberano de toda la península y no reconoce la existencia del otro. El único punto de la DMZ donde ambos ejércitos, norcoreano y estadounidense (o  surcoreano en su representación) se encuentran cara a cara, es en la JSA o Área de Seguridad Compartida. La JSA se localiza cerca de la costa oeste de la península, en las inmediaciones del poblado de Panmunjeom, que es donde se firmó el armisticio en 1953. La Línea de Demarcación Militar (MDL) es la línea real que separa las dos coreas en el centro de la DMZ, y cruza a través de los diferentes edificios y salas de reuniones de la JSA. Es aquí donde se firman los tratados y se realizan las negociaciones entre las dos facciones. Hoy en día, un limitado número de tours pueden, según las tensiones políticas del momento, llegar hasta la JSA. Nosotros no tuvimos la suerte y visitamos otras zonas de la DMZ.

Pronto por la mañana, nos juntamos en Seúl con nuestra guía coreana y subimos a un autobús compuesto por turistas de las más variadas nacionalidades: chinos, coreanos, japoneses, malayos, alemanes, franceses, nórdicos, namibios y también varios estadounidenses. Pasamos el control militar y de pasaportes en la Línea de Control Civil e hicimos la primera parada en el parque de Imjingak, a poco más de 60km de Seúl.

Después nos dirigimos al Tercer Túnel de Incursión. Hasta el momento, Corea del Sur ha descubierto cuatro túneles excavados por las tropas norcoreanas bajo la DMZ y la mayoría se pueden visitar. El tercero fue descubierto en el año 1978 gracias a las pistas de un soldado desertor del norte. Es sorprendentemente profundo, a 73 metros bajo el suelo y con 1600 metros de longitud. Oscuro, inclinado y largo, no es lugar para claustrofóbicos. No es posible realizar fotografías en el interior y los turistas sólo pueden llegar hasta la más lejana de las tres barricadas que protegen la Línea de Demarcación Militar.

Salimos del túnel para dirigirnos al observatorio y la estación de Dorasan. El observatorio es una plataforma con una hilera de prismáticos para que los turistas curiosos podamos observar la zona de la DMZ y las tierras del norte. Pueden verse a lo lejos la JSA y las dominantes banderas de ambos territorios. En los años 80 se inició una guerra de banderas. A escasos metros uno del otro, se fueron sucediendo varios mástiles a cada cuál más alto. El sur finalmente tiró la toalla y la inmensa bandera de 270kg del norte, ondea a 160 metros de altura, consolidándose como la cuarta bandera más alta del mundo, después de las de Arabia Saudí, Tajikistan y Azerbaijan.

También pueden avistarse los dos únicos pueblos “habitados” de la DMZ. A poco más de 300 metros de la Línea de Demarcación Militar, en la porción de la DMZ perteneciente al sur, se encuentra Daeseong-dong, también conocido (por el sur) como Freedom Village. Este pequeño pueblo solo puede ser habitado por los residentes previos a la Guerra de Corea y sus descendientes. Son considerados civiles surcoreanos pero gozan de varios privilegios como la exención de tasas, son propietarios de grandes y fértiles tierras de labranza y están libres de realizar el servicio militar. Sin embargo, también son sujeto de restricciones y limitaciones; además de la evidente falta de seguridad, deben pasar al menos 240 noches en el pueblo para mantener la residencia y cada día están obligados a las 23h a respetar el toque de queda y recuento. Muy cerca, en el lado norte de la DML, se encuentra el segundo pueblo de la DMZ, Kijong-dong o también llamado según el bando, Peace Village o Propaganda Village. El motivo de los pseudónimos de esta localidad es que lo que para unos es un paraíso comunista para vivir, para los otros es un pueblo de mentira que en realidad está deshabitado. Según el sur, los edificios tan bien pintados y modernos, están vacíos, sin ventanas y las personas que se pasean por las calles son un grupo de norcoreanos que con sus niños llegan cada mañana para “habitar felizmente” durante unas horas esta localidad fantasma.

Nuestra última parada del tour fue en la estación de tren de Dorasan, que totalmente equipada y a punto para la acción, en realidad permanece cerrada desde hace años ya que el paso de trenes entre norte y sur está bloqueado.

La DMZ es una zona peligrosa donde se palpa la tensión y el riesgo, pero a su vez, entre las minas, las alambradas y los puestos de espionaje, prospera una valiosa reserva natural. Lo que para los humanos es un lugar mortal, se ha convertido en una de las áreas salvajes de clima templado mejor conservadas del planeta, con un interesante hábitat natural y con gran biodiversidad de especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *